Focaccia de patata y cebolla ¡Riquísima! Esta es una de esas recetas saladas que merece muchísimo la pena hacer casera y con cariño, porque se consigue un resultado espectacular. En esta ocasión, os presento una focaccia de patata y cebolla, pero la puedes adaptar a tus gustos perfectamente una vez tenga la masa hecha. Puedes hacerla con aceitunas, pimientos, tomates cherry… ¡Va a quedar perfecta igualmente!

Receta de focaccia de patata y cebolla

focaccia de patata y cebolla
©AeternusFood

La focaccia siempre es un perfecto aperitivo y/o acompañante para cualquier ocasión, y darle un primer bocado cuando aún está calentita, crujiente… es simplemente maravilloso ¡Sin duda alguna!. La cocina italiana me ha gustado desde siempre, y la focaccia realmente es un pan italiano de historia bastante antigua, que se acompañaba con otros platos. ¿Sabías que se remonta al siglo III? Fue muy popular entre los griegos también.

©AeternusFood

Digamos que puede denominarse como la antecesora de la pizza. La base de la focaccia de esta receta que te enseño hoy es un pan de masa esponjosa (Hecha además con muy pocos ingredientes) pero que además queda crujiente por la capa de fuera. Acompañada de las patatas laminadas y la cebolla cortada finita… ¡Es todo un espectáculo! ¿Te animas a prepararla conmigo?

Focaccia de patata y cebolla receta y paso a paso

 

Categoría

focaccia de patata y cebolla

 490 g harina de fuerza
 400 ml agua
 15 g levadura fresca
 12 g sal
 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
 2 patatas medianas
 1 cebolla
 1 cucharadita de sal gruesa
 1 ramita de romero
 1 diente de ajo

1

En un bol o recipiente apto para el microondas, calienta un poco el agua hasta que esté templada. Desmenuza la levadura y disuélvela en el agua.

2

Incorpora el aceite, una cucharadita de sal y la harina (previamente tamizada) a la mezcla del agua y levadura.

3

Mezcla estos ingredientes hasta que se quede bien homogénea la masa. Tapa el bol con un trapo limpio y húmedo y déjala reposar durante unos 20 min.

4

Una vez transcurrido este tiempo, dobla la masa en forma de sobre. (estirando un poco de cada lado y doblándola sobre si misma) Una vez hecho esto déjala reposar otros 20 min igual que la vez anterior.

5

Vuelve a doblar la masa en forma de sobre y de nuevo deja la masa reposar otros 20 min.

6

Dobla de nuevo la masa, pásala a un recipiente grande previamente engrasado con un poco de aceite de oliva, tápala bien (con film, tapa de silicona, etc) y llévala al frigorífico durante 24h como mínimo.

7

Una vez pasado este tiempo, en la bandeja del horno pon un poco de aceite de oliva sobre su superficie y extiende la masa sobre ella. Déjala reposar 30 min a temperatura ambiente.

8

Pon a precalentar el horno a 240ºC con calor arriba y abajo.

9

Pela las patatas y la cebolla. Corta las patatas en rodajas finas (puedes hacerlo con el cuchillo o con ayuda de una mandolina).
Corta la cebolla en tiras finas también. Pela el diente de ajo y córtalo en finos bastoncitos.

10

Hunde las yemas de los dedos sobre la masa haciendo pequeños huequecitos. Reparte los bastoncitos de ajo sobre toda la masa. A continuación ve colocando las rodajas de patata de tal forma que se vayan solapando un poco hasta cubrir la superficie de la masa.

11

Por último, coloca la cebolla bien repartida, un poco de romero, y un chorrito de aceite de oliva.

12

Mete la bandeja en el horno y baja la temperatura a 220ºC.
Hornea la focaccia durante 20 - 25 min. (Hasta que veas que está bien doradita por los bordes)

13

Sácala del horno y deja que temple un poco. Espolvorea un poco de sal gruesa por encima y... ¡A disfrutarla!

Ingredientes

 490 g harina de fuerza
 400 ml agua
 15 g levadura fresca
 12 g sal
 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
 2 patatas medianas
 1 cebolla
 1 cucharadita de sal gruesa
 1 ramita de romero
 1 diente de ajo

Direcciones

1

En un bol o recipiente apto para el microondas, calienta un poco el agua hasta que esté templada. Desmenuza la levadura y disuélvela en el agua.

2

Incorpora el aceite, una cucharadita de sal y la harina (previamente tamizada) a la mezcla del agua y levadura.

3

Mezcla estos ingredientes hasta que se quede bien homogénea la masa. Tapa el bol con un trapo limpio y húmedo y déjala reposar durante unos 20 min.

4

Una vez transcurrido este tiempo, dobla la masa en forma de sobre. (estirando un poco de cada lado y doblándola sobre si misma) Una vez hecho esto déjala reposar otros 20 min igual que la vez anterior.

5

Vuelve a doblar la masa en forma de sobre y de nuevo deja la masa reposar otros 20 min.

6

Dobla de nuevo la masa, pásala a un recipiente grande previamente engrasado con un poco de aceite de oliva, tápala bien (con film, tapa de silicona, etc) y llévala al frigorífico durante 24h como mínimo.

7

Una vez pasado este tiempo, en la bandeja del horno pon un poco de aceite de oliva sobre su superficie y extiende la masa sobre ella. Déjala reposar 30 min a temperatura ambiente.

8

Pon a precalentar el horno a 240ºC con calor arriba y abajo.

9

Pela las patatas y la cebolla. Corta las patatas en rodajas finas (puedes hacerlo con el cuchillo o con ayuda de una mandolina).
Corta la cebolla en tiras finas también. Pela el diente de ajo y córtalo en finos bastoncitos.

10

Hunde las yemas de los dedos sobre la masa haciendo pequeños huequecitos. Reparte los bastoncitos de ajo sobre toda la masa. A continuación ve colocando las rodajas de patata de tal forma que se vayan solapando un poco hasta cubrir la superficie de la masa.

11

Por último, coloca la cebolla bien repartida, un poco de romero, y un chorrito de aceite de oliva.

12

Mete la bandeja en el horno y baja la temperatura a 220ºC.
Hornea la focaccia durante 20 - 25 min. (Hasta que veas que está bien doradita por los bordes)

13

Sácala del horno y deja que temple un poco. Espolvorea un poco de sal gruesa por encima y... ¡A disfrutarla!

Focaccia de patata y cebolla
focaccia de patata y cebolla
©AeternusFood

¿Has visto que buena pinta tiene esta focaccia de patata y cebolla? Que pena que no podamos disfrutar de los olores a través de la pantalla, porque sin duda alguna te aseguro que te ibas a enamorar de inmediato… ¡Que bien huele! Los bordes crujientes y el interior esponjoso… vamos, una auténtica maravilla.

Como te comentaba antes, si por ejemplo la cebolla no te hace mucha gracias, pues puedes personalizarla totalmente poniendo los ingredientes que más te gusten. ¿Ya has probado alguna focaccia antes? ¿Con qué ingredientes? Puedes contármelo dejándome un comentario justo al final de esta página.

focaccia de patata
©AeternusFood

¿Viste la receta de risotto de champiñones? Si todavía no los has probado ¡Corre a ver la receta!

No te olvides de compartir esta receta en tus redes sociales si te ha gustado, y de etiquetarme con #AeternusFood o @aeternusfood para que pueda verlo y compartirlo también.

¡Nos leemos!

Alba.

(Visited 105 times, 1 visits today)

4 Comments

  1. Yolanda junio 15, 2020 at 7:46 am

    Madre mia que buena pinta tiene, si que merece la pena y la voy a hacer, muchas gracias por la receta Alba, me encanta.

    Reply
    1. admin junio 15, 2020 at 7:51 am

      Ya me dirás cuando la pruebes Yolanda, estoy segura que te va a gustar mucho. Un abrazo.

      Reply
  2. Alma octubre 15, 2020 at 8:53 am

    BUA! que rica tiene que estar, además con el toque de romero con lo que me gusta. Esta focaccia no se me va a escapar.

    Reply
    1. admin octubre 15, 2020 at 11:08 am

      ¡Queda muy rica Alma! Cuando la pruebes vas a repetir seguro… jeje muchas gracias por comentar.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *